Actividades

Edad Antigua

La canción más antigua

 

Autor: Jorge Escavias Vacas

Colegio: CEIP Andrés Segovia (Móstoles)



Vamos a interpretar nuestra propia versión del Epitafio de Seikilos con los instrumentos que tenemos en el colegio. Para que sea más sencillo hemos simplificado la melodía:





















Con los dibujos y la música grabada realizaremos un montaje audiovisual que subiremos a nuestro canal de Youtube.
TAREA


Vamos a interpretar nuestra propia versión del Epitafio de Seikilos con los instrumentos que tenemos en el colegio. Para que sea más sencillo hemos simplificado la melodía:






















Con los dibujos y la música grabada realizaremos un montaje audiovisual que subiremos a nuestro canal de Youtube.

 

Los griegos desarrollaron una de las primeras escrituras musicales que se conocen. El Epitafio de Seikilos es una de las partituras más antiguas encontradas hasta ahora y probablemente sea la primera en la que se ha podido descifrar su significado. Estaba tallada en piedra. Aquí la tenéis tal y como se encontró.



Como veis no se parece en nada a las partituras que nosotros conocemos. Los historiadores y músicos han conseguido hacer una aproximación a lo que debería sonar en aquella época: 


Introducción

Los griegos desarrollaron una de las primeras escrituras musicales que se conocen. El Epitafio de Seikilos es una de las partituras más antiguas encontradas hasta ahora y probablemente sea la primera en la que se ha podido descifrar su significado. Estaba tallada en piedra. Aquí la tenéis tal y como se encontró.




Como veis no se parece en nada a las partituras que nosotros conocemos. Los historiadores y músicos han conseguido hacer una aproximación a lo que debería sonar en aquella época:




 

Foto: Société Studio 49

Ensayaremos la canción con la flauta y diversos instrumentos de percusión. Después grabaremos la interpretación con el ordenador.

En la clase de plástica realizaremos unos mosaicos utilizando teselas de papel de colores y escanearemos  los trabajos.

Foto: Roberto Pastrana

Enviar correo